Loading...

Datos personales

Mi foto
BURGOS
DEPARTAMENTO DE LA FAMILIA PROFESIONAL DE SERVICIOS SOCIOCULTURALES Y A LA COMUNIDAD: PEDRO DE LA FUENTE, ARACELI RAMOS, ADRIÁN FERNÁNDEZ, CARMEN GARCÍA, AMALIA GROBAS, VISITACIÓN CALLEJA (FOL), AURORA QUINTERO, JUAN JOSÉ RAYA PLAZA, Mª BELÉN GONZÁLEZ SÁIZ, FCO. JAVIER FRANCÉS MAHAMUD, ANA Mª HERMOSILLA SÁIZ, ROCÍO CARPINTERO HERRERO, LUIS MUÑOZ CALVO.

jueves, 18 de octubre de 2012

EXPRESIÓN DRAMÁTICA


Desde VOLUNTARED-Escuela Diocesana os invitamos a participar en el curso que os presentamos a continuación y os rogamos que le deis la máxima difusión posible.

La expresión dramática como herramienta de intervención social
(Curso GRATUITO)
Objetivo del curso: adquirir herramientas y habilidades para el acercamiento a personas en exclusión social y para el acompañamiento desde la relación de ayuda.

Público: cualquier persona voluntaria o técnica de organizaciones que trabajen con colectivos en exclusión social.

Horario:

26 DE OCTUBRE, viernes de 16h a 20h.
27 DE OCTUBRE, Sábado de 09 a 14h y de 16h a 19h.

Desde VOLUNTARED-Escuela Diocesana os invitamos a participar en el curso que os presentamos a continuación y os rogamos que le deis la máxima difusión posible.

La expresión dramática como herramienta de intervención social

(Curso GRATUITO)

Objetivo del curso: adquirir herramientas y habilidades para el acercamiento a personas en exclusión social y para el acompañamiento desde la relación de ayuda.


Público: cualquier persona voluntaria o técnica de organizaciones que trabajen con colectivos en exclusión social.


Horario:
26 DE OCTUBRE, viernes de 16h a 20h.
27 DE OCTUBRE, Sábado de 09 a 14h y de 16h a 19h.


Imparte: Virginia Imaz, Oihulari Klown.

Diploma de asistencia.


Las personas que acompañamos a otras personas en situación de exclusión, necesitamos recursos que faciliten situaciones de aprendizaje indirecto, herramientas de comunicación e intercambio, juegos de crecimiento individual y grupal que aporten vivencias integradores, relacionales, deshinibidoras, constructivas, críticas y, sobre todo, sociales.


La base teórica del teatro social surge de la exportación de las tesis de Augusto Boal que desarrolla lo que se da en llamar el Teatro del oprimido apoyándose, entre otras en la idea que “cualquiera puede hacer teatro, incluso los actores”. Aceptar esta premisa, provoca una presentación mental de la realidad del teatro más abierta y amplia y ya no queda una imagen exclusiva de creación, acto cultural, recurso lúdico, carrera profesional, sino que también se puede entender como elemento terapéutico, agente de cambio social o instrumento educativo.


El teatro social se justifica pues, como una vía para evitar el aumento de las desigualdades, evitar el refuerzo de la imagen de una cultura y un arte exclusivamente de elite, para hacer accesible esta cultura a todas las personas y convertir y reconocer a cada una de ellas como agente creador. En definitiva se trata de democratizar la cultura: de facilitar caminos de expresión, creación y comunicación individuales, grupales y comunitarios. El hecho de interpretar un papel requiere al actor la capacidad de ver les cosas con ojos diferentes, de probar respuestas alternativas a las habituales, de experimentar nuevas formas de conducta e interacción, de hacer algo diferente a lo que es propio, así como de mantener cierta disciplina y respeto por el trabajo del resto del grupo.


Desde la perspectiva social, el teatro es vehículo de pautas de integración porque es uno de los actos colectivos por excelencia: es un trabajo de grupo y un acto social que se realiza delante de un público. De entrada la participación en un grupo implica un sentimiento de pertinencia social y, en este caso, en un grupo que tiene un objetivo común basado en el trabajo conjunto, en búsqueda de la belleza y no de la competición



No hay comentarios:

Publicar un comentario